Exposiciones

LOS ÚLTIMOS, retratos y testimonios de la guerra civil de Luis Areñas

Lugar

Galerie du 10 del Institut français de Madrid

Sesiones

miércoles 16 octubre
viernes 13 diciembre

En el marco de la #TIFE2019

Entre 2015 y 2017, Luis Areñas ha viajado por las aldeas y los pueblos de España tratando de responder a las preguntas generadas por el deseo de rendir homenaje a su abuelo materno y a todos los que murieron durante la Guerra Civil Española (1936-1939).

“Él también te podía haber contado muchas cosas, pero murió hace dos años.” “Es difícil encontrar a esas personas. No se sabe dónde están.”
“Ya no salen a pasear, se quedan en sus casas o en una residencia con sus recuerdos de la guerra.”

¿Dónde están los supervivientes? ¿Quiénes son? ¿Qué significó la guerra para ellos? Con estos interrogantes como motor, Luis Areñas logra fotografiar a algunos de los últimos combatientes que participaron en la guerra y a mujeres que la vivieron.

No se muestra en esta exposición el trabajo objetivo de un historiador, sino la memoria subjetiva de quienes sufrieron la guerra civil. Luis Areñas busca rescatar del olvido a esos combatientes, ponerles un nombre, un rostro, y escuchar su testimonio. El tiempo ha podido alterar los recuerdos, pero las emociones y la intensidad perduran. 

La memoria nos hace más humanos y nos permite entender, a la luz de quienes la vivieron, esta guerra atroz que quebró familias enteras y que todavía hoy se manifiesta como un perturbador fantasma.

Biografía: Luis Areñas nació en 1967 en París, donde estudió antes de trasladarse a Nueva York, a finales de los años 90, empujado por otra pasión, la fotografía.

Se formó junto a profesionales de la fotografía de moda para interesarse enseguida en el reportaje social y en el retrato, que lo llevará a Cuba para desarrollar, desde 2004, un proyecto en colaboración con 30 artistas de la isla, que culminará en 2010 con la exposición “Retratos cubanos” en el Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam de La Habana. No le interesa la fotografía como finalidad, sino como pretexto para conocer el mundo y compartir experiencias humanas.