[MÁLAGA] “JEAN DUBUFFET, EL VIAJERO SIN BRÚJULA” EN EL POMPIDOU MÁLAGA DEL 11/07 AL 14/10

 Inicio: 11/07/2018
 Fin: 14/10/2018
 Ciudad: MÁLAGA

Lugar

Centro Pompidou Málaga

El título de una pintura de 1952, El viajero sin brújula, se convierte en el hilo conductor de esta exposición de Jean Dubuffet (1901-1985),  artista prolífico que convirtió el no-saber en principio regulador de su singular creación, jalonada por conjuntos seriales de obras. La imagen del viajero sin brújula concuerda con un artista enemigo de las convenciones no solo pictóricas, también sociales.

Desde sus primeros trabajos en 1942, Dubuffet trasladó su interés por los dibujos infantiles, los grafitis y el arte bruto, expresión acuñada por el artista en 1945 para referirse a la producción artística de personas totalmente ajenas al mundo de la cultura, que de manera sistemática se dedicó a estudiar y coleccionar. En estas primeros obras predominen rasgos como la frontalidad, la torpeza del dibujo y la libertad en el manejo de los colores. Asimismo de esta época son los escritos fundacionales de su concepción de la pintura. Fiel reflejo de sus «posicionamientos anticulturales», estas ideas evolucionaron en un plano literario paralelo a la carrera de pintor de un creador que prefirió siempre la compañía de escritores a la de otros artistas.

Inauguración el 11 de julio 2018, izda. dcha. Serge Lasvignes, Director del Centro Pompidou París, Anne Louyot, Directora general del Institut français de España, José María Luna, Director gerente del Centro Pompidou Málaga, Gemma del Corral, Concejal de Cultura, Sophie Duplaix, Comisaria y Sophie Webel, Directora de la Fundación Dubuffe
Inauguración el 11 de julio 2018, izda. dcha. Serge Lasvignes, Director del Centro Pompidou París, Anne Louyot, Directora general del Institut français de España, José María Luna, Director gerente del Centro Pompidou Málaga, Gemma del Corral, Concejal de Cultura, Sophie Duplaix, Comisaria y Sophie Webel, Directora de la Fundación Dubuffet

En la década de 1950, Dubuffet se aleja de la figura para volcarse en investigaciones matéricas. Las «Celebraciones del suelo», con sus paisajes de guijarros, tierra y arena, son exploraciones de turbulencias telúricas que tendrán continuidad en la serie «Fenómenos», conjunto de litografías realizadas entre 1958 y 1963. Estas investigaciones desembocan en el ciclo «Materiologías»

Entre 1962 y 1974, le sigue otro ciclo, «L’Hourloupe», anunciador de la auténtica forja de un nuevo lenguaje, compuesto por una alternancia de células lisas y rayadas y una gama de colores reducida al negro, blanco, rojo y azul.

En la trayectoria de Dubuffet también destacan otras grandes series, como los «Psicositios» y las «Miras», con las que el artista propone nuevas lecturas del mundo, reinventadas cada vez, que le permiten cuestionar nuestra percepción, hasta la última de ellas, la serie de los «No-lugares», con cuya gestualidad inclasificable concluye esta obra radical.