Eventos

Última creación del coreógrafo francés Christian Rizzo con los bailadores Marie-Agnés Gillot y Andrés Marín

Del 16 al 27 de septiembre 2019, gracias al esfuerzo conjunto del Institut Français de Sevilla y de la Junta de Andalucía, la Sala del Ballet Flamenco de Andalucía acogió los ensayos de la nueva creación “Magma” del director artístico francés Christian Rizzo.

“Magma”, es una creación co-producida por el Théâtre de Suresnes Jean Vilar, el Théâtre National de Chaillot y el Festival de Danza de Cannes – Côte d’Azur y será presentada en el Festival de Danza de Cannes el 15 de diciembre 2019.

Esta nueva creación francoespañola reúne a Christian Rizzo, director del Institut Choréographique International de Montpellier, Marie-Agnès Gillot, ex bailarina del Opera National de París y Andrés Marín, bailarín sevillano. Reunidos por un solo mismo deseo de absoluto, por ese lado oscuro que llevan, como una acaricia al revés, buscan juntos lo invisible en el baile, y los espíritus que lo acompañan.

Christian Rizzo

Nacido en 1965 en Cannes, Christian Rizzo empieza su carrera artística en Toulouse donde formó un grupo de rock y creó una marca de ropa, antes de empezar una formación en artes plásticos en la villa Arson en Niza y de desviarse el camino de manera inseperada hacia el baile.

En los años 1990, es interprete ante numerosos coreógrafos contemporáneos, firmando a veces bandas sonoras o la creación del vestuario. Hemos podido verlo por ejemplo con Mathilde Monnier, Hervé Robbe Mark Tompkins, Georges Appaix para luego juntarse con otras iniciativas artísticas ante Vera Mantero, Catherina Contour, Emmanuelle Huynh, Rachid Ouramdane.

Christian Rizzo funda la association fragile en el año 1996 y presenta performances, objetos que danzan y obras coreográficas que alterna con otros proyectos o encargos de los ámbitos de la moda y las artes plásticas. Desde entonces ha realizado más de treinta producciones. Rizzo también imparte clases regularmente en escuelas de arte de Francia y de otros países, así como en instituciones dedicadas a la danza contemporánea.

Desde el 1ero de enero de 2015, Christian Rizzo asume la dirección del ICI (Institut chorégraphique national) de Montpellier – antes Centre choréographique national – que propone una visión alternativa de la creación, de la formación, de la educación artística y de la apertura al público.

Marie-Agnès Gillot

Marie-Agnès Gillot se une a la Escuela de baile del Opéra national de París en 1985 con 9 años. El 18 de marzo del 2014, es nombrada “Estrella”, a propuesta de Brigitte Lefèvre, al final de la representación de Signes de Carolyn Carlson, primera nombrada en un ballet contemporáneo.

Gran interprete de ballets clásicos, Marie-Agnès Gillot es muy solicitada por los coreógrafos contemporáneos. Pone su técnica virtuosa al servicio de numerosos coreógrafos (Roland Petit, Maurice Béjart, Kader Belarbi, Angelin Preljocaj, Mats Ek, Wayne McGregor, Benjamin Millepied, William Forsythe, Sidi Larbi Cherkaoui, Damien Jalet y muchos más…) y multiplica las colaboraciones.

En 2012 presenta Sous Apparence, su primera creación para el Ballet del Opéra National de Paris del que se despedirá en marzo del 2018 tras una representación conmovida de Orfeo y Eurídice de Pina Baush.

Es caballero de la Legión de Honor, del Orden Nacional del Mérito y del Orden de las Artes y las Letras.

Andrés Marín

Andrés Marín es uno de las bailarines más significativos del flamenco actual. Sus creaciones se basan en la tradición flamenca, liada al canto, aunque proponen un estilo profundamente personal y una estática contemporánea considerada como una de las más innovadora del flamenco.

Empieza el baile a nivel profesional en 1992 como solista y coreógrafa para diversos espectáculos y eventos hasta el año 2002, cuando fundó su propia compañia. El primer espectáculo de la Compañia Andrés Marín, Más allá del tiempo, fue creado en 2002 en la Maison de la Danse de Lyon y fue seguido de más de sesenta representaciones.

Su espectáculo La pasión según se mire, galardonado con el Premio del momento mágico de la Biennale de Flamenco de Sevilla 2010, propone una gama de emociones y pulsiones frenéticas que ilustran el espacio de libertad en el cual se ejerce.

Desde entonces, multiplica las creaciones y colaboraciones (Bartabas, Blanca Li, Kader Attou, Jirí Kylián y Bill T. Jones…), actuando en el plano internacional, en los escenarios más relevantes de Europa, América y Asia.