CINE FORUM
Jueves 17/11 a las 18H

Presentación – Proyección – Debate

A cargo de Marie-Christine Crespo

Entrada: 2€

(gratuito para los alumnos del IFV)

 

La Maison de la Radio. Nicolas PHILIBERT. 2013. VOSE. 1O3'

 

 

Sinopsis: Con La Maison de la Radio, Nicolas PHILIBERT (Ser y Tener) nos propone un sorprendente viaje al corazón de Radio-France y sus emisoras. Nos hace descubrir lo que habitualmente no nos llama la atención: la presencia de una mirada, la sensualidad de una voz, la soledad o la concentración ante el boletín informativo, o los nervios de la escritora entrevistada antes de lanzarse a hablar...

La Casa de la Radio es igualmente esa nave situada en las orillas del Sena, donde viven miles de personas que gracias a su trabajo hacen latir, como un corazón vivo, día y noche, la información, la diversión, la cultura y la controversia. Un mundo donde las palabras, la voz, las miradas y la escucha todavía cuentan.

 

 

 

Se le preguntó sobre los orígenes de la película, Nicolas PHILIBERT  confiesa que había pensado  hace mucho tiempo en "filmar voces". Sin ideas preconcebidas quería "zambullir al espectador" en el corazón de esa colmena que es Radio-France", sin preocuparse de un equilibrio  entre las emisoras o de cualquier "representatividad".

 

Como de costumbre, el director no tenía ningún plan establecido: "se hace camino al andar”, dice, “al capricho de los encuentros, de las circunstancias; necesito  tener un punto de partida,  y  unas reglas, establecer un escenario y a partir de ahí, ¡improviso!" ¡Pero todo quedaba por hacer!

 

Durante el rodaje que duró seis meses (después del montaje, se queda en un día virtual y una noche), quiso fijarse en los rostros, en las miradas, en los movimientos de los cuerpos, al fin y al cabo en "la presencia"  de los protagonistas más que en los contenidos o en la calidad de los programas, aunque el momento  sea rico  en acontecimientos (las Primaveras Árabes, la catástrofe  de Fukushima). Subraya que la película tenía que guardar una dimensión intemporal.

         

Dudando entre" filmar más y más”, confiesa que le es más difícil no filmar que filmar, y no estorbar el equilibrio frágil  de las grabaciones, insiste en la necesidad de resistir y volver siempre al asunto de la escritura.

Dándose cuenta que la película estaba muy fragmentada, quiso hacer aparecer a personajes "recurrentes" como Marguerite Gateau que dirige una ficción o Marie-Claude Rabot-Pinson en la pecera de France-Inter.

 

"Soy a mi manera, un cineasta del lenguaje”. Según él, el sonido, la voz  y la escucha constituyen el tema mismo del film. En efecto, sin ninguna duda, recalca que la mayoría de sus películas  desde La Voix de son Maître  (el discurso patronal) a Nénette (banda sonora en off) pasando por Le Pays des Sourds, son todas variaciones sobre la palabra y el lenguaje.

              

(Según una entrevista de Nicolas PHILIBERT. 2013) 

Compartir: