HOMENAJE A GEORGES MOUSTAKI
Nos acaban de informar que Georges Moustaki, autor-compositor-intérprete francés de origen griego, ha fallecido a la edad de 79 años. El Instituto Francés de España desea rendirle un caluroso homenaje.

 

El anuncio de su muerte ha provocado una intensa emoción entre los profesores del Institut Français, y vuelven a la memoria numerosos recuerdos.

He aquí una adaptación de la canción Le métèque (“El extranjero”), cantada por Guadiana, que comienza por un martinete (típico palo flamenco en el que se golpea un yunque) y se termina en verdiales (otro palo típico). :

 

Nobert Kalfon, profesor en el Institut Français de Madrid, había realizado la traducción y la adaptación en español y produjo también el disco en el que se encuentra esta canción. Nos habla de su encuentro con Moustaki

« Quiero contaros lo que Moustaki hizo cuando se enteró de que existía esta versión. Vino a Madrid por sus propios medios, pidió vernos y lloró al escuchar la versión. Nos aseguró que vendría a la presentación del disco Chanson Flamenca en el Palacio de los Congresos de Madrid y así lo hizo.

Le teníamos reservada una sorpresa: Antonio Canales estaba allí y había creado una coreografía para esta canción… Muchas emociones y, desde entonces, cada vez que venía a Madrid, me llamaba para cenar o tomar una copa. Como buen meteco, él era todos los estilos, adoraba todos los estilos y el flamenco en particular, pero también la bossa, el tango, la música oriental… Era el crisol de una interculturalidad que hacía que le quisiéramos o no como parte de nuestra cultura francófona, del mejor de nosotros mismos y de nuestro país.

Estoy muy emocionado. Estas canciones han sido, son y serán un excelente apoyo para enseñar nuestra lengua.»

________________________________________

« Reconozco muy bien ahí al amigo.
Como anécdota, contaré que nos encontramos en una fiesta de amigos comunes. No le había reconocido inmediatamente y se hacía pasar por un funcionario de la policía (evidentemente, eso no lo creí). Cuando cogió su guitarra y su acordeón, observé que se daba un aire con el meteco… Fui a verle y le dije que se parecía a Moustaki, sobre todo cuando cantaba, y añadí “sólo que tu afinas…”

Le gustó el comentario y nos hicimos colegas…»»

François Blondel, profesor en el Institut Français

________________________________________

« Durante su concierto al aire libre en diciembre del año 2000, en Cuernavaca, en los jardines de Maximilien, el Popocatépetl se despertó de un largo sueño y, apretados en las gradas de piedra (habíamos sobrepasado ampliamente el aforo del lugar), cantábamos Ma liberté cuando los truenos de Don Goyo resonaron en la noche, pillándonos como en la genial novela de Malcom Lowry Au-dessous du volcan… y muy intranquilos. Al día siguiente, muy temprano (05h30), después de una noche corta, llevé a Moustaki en coche al aeropuerto de México DF y las increíbles chispas rojas de aquella noche estrellada y helada nos acompañaron durante mucho tiempo. Estaba maravillado, y me pidió que condujera despacio para disfrutar del panorama. Había bajado su ventanilla y miraba hipnotizado el volcán que poco a poco desaparecía por detrás y, cuando llegamos a la cima del Valle de México a 3000 metros de altura, antes de lanzarnos sobre las líneas que descendían hacia la inmensa cuidad que se extendía por debajo, a 2200 metros, me pidió que parara el coche. Bajamos para respirar el aire escarchado y puro de la madrugada (desde entonces, ¡nunca he vuelto a ver la cuidad tan clara como aquella mañana!) y al rato, tuve que insistir repetidas veces para sacarle de su éxtasis y llevarle (¡con mucho apuro!) a su avión. »

Jean-Jacques Beucler, Director delegado del Institut Français

Compartir: