EXPOSICIONES | Galeria Blanca Berlín

Del 10 de noviembre del 2016 hasta el 7 de enero del 2017, Blanca Berlín presenta dos exposiciones paralelas, Alquimia, de Michèle Maurin y Lointains souvenirs, de Flore.

Ambas muestras establecen un interesante diálogo mediante la interacción del trabajo de estas dos artistas de nacionalidad francesa. Aunque con marcadas diferencias conceptuales y estéticas, Michèle y Flore tienen en común el exotismo temático de su inspiración, la manera artesanal de concebir y tratar sus fotografías, y su gran virtuosismo a la hora de transformarlas a la mágica luz del laboratorio.

Alquimia. Michèle Maurin.


Las fotografías de Michèle Maurin, que nació en Costa de Marfil en 1954 y falleció prematuramente en Paris, en octubre de 2014, fueron obtenidas con película analógica en blanco y negro. Sus copias han sido ‘coloreadas mediante virados artesanales, para los que Maurin se servía de las propiedades de metales preciosos como el oro, el uranio, el selenio, el vanadio, el hierro o el monosulfuro de sodio. También utilizaba otros elementos de procedencia natural. Michèle fue la primera en emplear la henna en sus procesos de virado. Todas las obras obtenidas mediante esta técnica se convierten en creaciones únicas, ya que, aunque partan de un mismo negativo, jamás dos copias podrán ser idénticas.

En palabras de su hija, Anouk García, “Michéle Maurin está poseida por la luz, por el continente africano que la vio nacer. Hechicera del cuarto oscuro, establece complicidades entre el papel de plata y los metales preciosos, revelando en la sombra su luz inmortal. Pacta con el tiempo, inflama el papel con pociones mágicas de las que únicamente ella conoce hoy el secreto. Alquimista vagabunda, sus primeros pasos los dio en las selvas de teca inventariando miriápodos de marfil. Con la sensibilidad a flor de piel, ilumina con un toque de eternidad aquello en lo que su mirada descansa en cualquiera de las cuatro esquinas del mundo.”

 

Lointains Souvenirs.


Fotógrafa franco-española e hija de la pintora Olga Gimeno, Flore nació en el sur de Francia en 1963. Comenzó su trayectoria fotográfica en 1977 y, tras cursar estudios en Toulouse, se instaló en París, donde vive y trabaja en la actualidad.
Recibió la Carte Blanche de la ciudad de París por la creación de una serie sobre el Petit Palais, el Musée de Beaux Arts de Paris y por su proyecto fotográfico en torno al campo de concentración de Rivesaltes. En 2008 recorrió el Mediterráneo para la realización de su serie "Une femme française en Orient" y en 2014 creó la serie “Choses vues au Royaume de Siam”, expuesta anteriormente en la galería. Paralelamente a su actividad artística, dirige un curso de fotografía analógica en París en el seno del colectivo L’OEil de l’Esprit.
Flore define su universo poético y atemporal como un acto político, una forma de posicionarse frente a lo que Giorgio Agamben denomina “la oscuridad del presente”. A raíz de un largo viaje que la llevó de Saïgon a Sadec, de los ríos del Mékong a los arrozales del sur de la Cochinchina, surgió este cuerpo de trabajo, que se presenta por primera vez en España y que constituye una recreación de la juventud en Indochina de Marguerite Duras. Un periplo de largo recorrido en el que Flore, por su propia historia familiar, por su conocimiento íntimo de los lugares y escritos de la autora francesa, no podía ser mejor intérprete de la mitología de Duras. Como resultado, una hermosa colección de fotografías tomadas analógicamente en blanco y negro, positivadas por la propia autora y coloreadas mediante procesos artesanales de virado químico. El enmarcado con filo de plomo y cristal museo es también una realización artesanal de la fotógrafa de origen español.


  Del 10 de noviembre de 2016 al 7 de enero de 2017

 Galeria Blanca Berlín - C/ Limón, 28

Más información

Compartir: