EXPOSICIÓN | Senderos ciegos

En el marco del Festival PhotoEspaña 2017, el Institut français de Madrid y la Casa de Velázquez presentan la exposición Senderos ciegos, del 7 de junio al 21 de julio de 2017, en la Galerie du 10. Inauguración el miércoles 7 de junio a las 19:30h. Entrada libre.

Senderos ciegos reúne las dos fotógrafas Anaïs Boudot y Marianne Wasowska, miembros de l’Académie de France à Madrid, sección artística de la Casa de Velázquez, para el año 2016-2017. 

Artistas con universos personales densos y cuyos discursos estéticos revelan una gran profundidad, sus expresiones artísticas convergen hacia un mismo objeto: la captación del mundo sensible, evanescente, cuya realidad choca  contra las fronteras de lo dudoso, de lo efímero y del olvido.

En esta muestra a dos voces, las fotógrafas acompañan al espectador en una andancia visual en la que la fotografía juega un papel doble: es, por una parte, lo que desvela lo invisible y, al mismo tiempo, lo que viene interrogando la posibilidad misma de una fijación de estos espacios -físicos o mentales- que se escapan de la percepción.

Senderos ciegos se inaugurará el miércoles 7 de junio a las 19:30h en la Galerie du 10, sala de exposición del Institut français de Madrid. Formará parte de la sección Sedes invitadas del Festival PhotoEspaña, que celebra este año su XXª edición.

La muestra contará con un catálogo, donde entrarán en diálogo las obras de las dos artistas con textos inéditos de Daniel Lesmes -historiador del arte y ensayista- y Jordi Massó – profesor de Estética en la facultad de filosofía de la Universidad Complutense y especialista en pensamiento francés contemporáneo.

Las artistas

Anaïs Boudot

Anaïs Boudot desarrolla su trabajo alrededor de la exploración de los medios fotográficos. A través de constantes idas y vueltas entre la fotografía analógica y la digital, busca analizar los procedimientos pertenecientes a este medio y se aventura en el campo de la hibridación. 

El paisaje y la luz – como evocaciones de espacios mentales, del ámbito de la rememoración – ocupan un lugar central en estas obras. Estudia las fronteras de lo visible y se introduce en los intersticios creados entre el tiempo y los movimientos.

Alrededor de la representación del paisaje, el trabajo de Anaïs Boudot durante su residencia en la Casa de Velázquez narra un viaje interior. A través de esta obra, la artista quiere evocar un paisaje mental, un recorrido físico y temporal, pasando sucesivamente por diversos estratos. Para ello, dentro de un enfoque poético y visual, relacionará los paisajes del norte de España con las Moradas evocadas por Santa Teresa de Jesús en El Castillo interior.

« Aquello a lo que Anaïs Boudot invita a cada instante es sobre todo a la experiencia de la mirada que duda, renovada en sus límites, enredada en el tapiz de lo invisible, aquello inasible a lo que, a pesar de todo, hay que darle una forma, una suerte de verdad. Sus imágenes habitan la espesura del tiempo: son arqueológicas, en el sentido de que arañan la superficie de lo sensible, con el fin de sumergirse dentro de la extensión caótica de las piedras y de las esculturas que persisten, de las escaleras que suben hacia los lugares a circunscribir y habitar, ya sean habitaciones de espera o morada. » Léa Bismuth – Crítica de Arte y comisaria

Marianne Wasowska

La obra fotográfica de Marianne Wasowska, aunque siempre relacionada con el viaje, se divide entre un enfoque documental y otro más introspectivo, desarrollado sobre todo alrededor de imágenes mentales – recuerdos, sueños...

En residencia en la Casa de Velázquez, desarrolla una investigación sobre las imágenes mentales que se manifiestan a través del sueño. Para ello, explora la iconografía onírica en la pintura española y la forma en que la literatura clásica y contemporánea relaciona el sueño y la ficción, para producir una construcción en abismo de la realidad dirigida a cuestionar y enriquecer nuestras certidumbres sobre nuestras propias percepciones. Al mismo tiempo, incorpora en la materia sus propios sueños recogiendo las imágenes y utilizándolas como una brújula para navegar en lo real. 

« Las imágenes mentales tienen, crían y crean su propio mundo para nosotros. Intuyendo la lámina por debajo y las sensaciones que esta provoca, Marianne busca la textura, ternura, forma, tamaño, color y peso de esta otra Naturaleza. Sueños, recuerdos, ilusiones y alucinaciones son algunos de los espectros que trabaja, cosechando todo tipo de relatos oníricos: eco del idioma que no se lee. Dilucidando estos elementos propone envolvernos en dispositivos de “ensueño” para vivir despierto en ese universo alinguístico. » Pablo Méndez - Artista


   Inauguración el miércoles 7 de junion a las 19:30h

Exposición abierta de lunes a viernes de 10h a 20h y el sábado de 11h a 13:30h

 Galerie du 10 - C/ Marqués de la Ensenada, 10

Entrada libre

Compartir: