20 > 22.11.2013 CINE | RETROSPECTIVA ADOLPHO ARRIETTA

20, 21 y 22 de noviembre - 20:00h. Teatro del Institut français. Con la presencia del Director y del crítico Serge Kaganski (Les Inrockuptibles)

RETROSPECTIVA ADOLPHO ARRIETTA, PIONERO DEL CINE INDEPENDIENTE.

Del 20 al 22 de noviembre de 2013 a las 20:00h en el Teatro del Institut français de España en Madrid.
Con la presencia del Director y del crítico francés Serge Kaganski (Redactor Jefe de la Sección Cine en la revista Les Inrockuptibles).

V.O. en francés con subtítulos en castellano
Entrada libre hasta completar aforo


 

MIÉRCOLES 20 DE NOVIEMBRE - 20:00H : 
TAM TAM (1976. 85 min). Con Costa OCMMENE, Vicente CRIADO y Gaetane GAEL

Sinopsis: Un grupo de intelectuales totalmente desorientados aprovechan la llegada de un amigo para preparar una fiesta. Un retrato de los adeptos de St-Germain des Prés que no pretende agradar.


JUEVES 21 DE NOVIEMBRE 
- 20:00H
FLAMMES (1978. 90 min).

Sinopsis: Bárbara, una chica joven, lleva teniendo el mismo sueño aterrador desde su infancia: que un bombero se introduce por la ventana en su habitación. Un día, al pasar delante de un cuartel de bomberos, se fija en uno de ellos. Luego, llama al 112 diciendo que tiene un incendio en casa. Cuando los bomberos acuden a su domicilio, Bárbara lleva a su habitación al chico en el que se había fijado…

VIERNES 22 DE NOVIEMBRE - 20:00H
POINTILLY (1972. 75 min).

Sinopsis: Trata sobre la idea de la permisión, de que el padre lo permite todo, excepto una cosa; hay un tabú que es Pointilly. Pero al final resulta que incluso la desobediencia está organizada por el padre. En eso consiste la rebeldía de la protagonista. Y no se sabe si llega a ser rebeldía o no porque en realidad a ella le encanta su padre, está enamorada de él.

 


Adolpho Arrietta
,  Director de cine y Guionista español, nació el 28 de agosto de 1942 en Madrid.

De 1958 a 1964, se dedica a la pintura. Tras haber rodado varios cortometrajes en España, se instala en Francia en 1967 donde realiza sus primeros largometrajes, participando además, en 1971, en la realización de Numéro zéro de Jean Eustache.

En Europa lo consideran como uno de los pioneros del cine independiente.

En 1967, la revista Cahiers du cinéma refiriéndose a su película El crimen de la pirindola (1965), aseguraba que se trataba del «acto de nacimiento de un nuevo cine libre en».

En 1969 conoció a  Jean Marais. Fue con Jean Marais, con quien rodó su primer largometraje, Le jouet criminel (1969), que fue comparado con el cine de Cocteau por su carácter poético.  Le château de Pointilly (1972), recibió una crítica elogiosa por parte de Marguerite Duras.

Adolpho Arrietta fue protagonista directo de los nuevos cines que en los años 60 y 70 surgieron en distintos lugares del mundo. Esto lo convierte en uno de los cineastas fundamentales de la historia del cine español. En Francia es donde Arrietta ha desarrollado gran parte de su carrera y donde hoy se le rinde homenaje como uno de los cineastas (franceses) claves del período que sigue a la Nouvelle Vague.

Como en el caso de Buñuel, un largo destierro parece haber sido la condición para que su obra estuviera a la altura de las corrientes más importantes del cine de su época. El temprano descubrimiento de Orfeo de Jean Cocteau en la pantalla de un cine-club madrileño, sólo pudo consumarlo Arrietta diez años después, en un ambiente muy distinto y oportunamente rodeado de colegas como Philippe Garrel, Jean Eustache o Marguerite Duras, que por esos años debutaban junto a él.

Las dos primeras películas de Arrietta (El crimen de la pirindola, 1963, e Imitación del ángel, 1965) dan una idea de lo que una Nouvelle Vague madrileña (versión Demy, como dice Serge Bozon) podría haber llegado a ser. La ciudad y los personajes que esas películas dejan ver son los de un cine español que nunca llegó a existir del todo, salvo acaso en aquellos planos aislados. Le jouet criminel (1969), con Jean Marais, y Pointilly (1972), rodada parcialmente en el apartamento de Marguerite Duras, son las primeras películas francesas de Arrietta. A lo largo de los años setenta realiza una serie de películas --Las intrigas de Silvia Couski (1975), Tam Tam (1976), Flammes (1978), Grenouilles (1983)-- que por su originalidad e influencia están entre lo más importante del cine francés de la década. "Cine punk a la francesa", como lo definió su amigo Enrique Vila-Matas (que aparece brevemente en Tam Tam) en su novela París no se acaba nunca (2003).

En 1989 regresa a Madrid y, con intermitencias dramáticas de las que también pueden hablar otros cineastas españoles de su generación, prosigue su obra: doce años de silencio hay entre Merlín (1991) y Narciso (2003).

En 2006, con sólo una cámara digital que como en la época de El crimen de la pirindola maneja él mismo, realiza la que por el momento es su última película, una de las más bellas también: Vacanza permanente. Los cineastas y aficionados españoles han tenido que conformarse con seguir las películas de Arrietta desde la distancia, con catalejo. Ninguna enseñanza, ninguna huella de su cine queda entre los cineastas españoles más jóvenes. Caso contrario es el de Francia, donde hoy se le ha considera compañero y maestro de varias generaciones de cineastas.

 

Serge Kaganski es periodista, crítico de rock y crítico de cine francés. Se une a la revista Les Inrockuptibles en 1986 como corresponsal desde California. AL volver a París en los años 90, se encarga del desarrollo de las páginas «hors rock» (cine y libros) de la futura revista semanal. Participó en varias ocasiones en el programa de radio Le Masque et la Plume, así como en el programa de tele Ça balance à Paris.

LUGAR :  Teatro del Institut français
C/ Marqués de la Ensenada, 10 - 28 004 Madrid
(Metro Colón, Alonso Martinez)


     

Compartir: