Los quesos de Francia- receta de tartiflette de nuestra compañera Valérie

¡La mejor manera de emplear el exquisito reblochon!

No es que seamos chovinistas… ¡es que nuestro queso es excepcional! Francia es, junto a Italia, el país con más tipos de queso y el mayor exportador del mundo en valor monetario. Se dice que es el país de los mil quesos, y que cada día del año podrías comer un tipo distinto (e incluso más, quizá) porque hay entre 350 y 450 variedades. Hoy ponemos el foco en una de las más famosas recetas a base de este manjar lácteo: la tartiflette, un pastel con verduras elaborado con queso reblochon de Savoie. Este queso nace porque los granjeros del macizo des Aravis, en el valle de Thônes y de Val d’Arly, tenían que pagar tasas la leche que producían sus vacas, así que para pagar menos ordeñaban a las vacas dos veces. El resultado era una leche no muy abundante, pero sí muy grasa, perfecta para elaborar este rico queso, que cuenta con su propia denominación de origen.

Tipos de reblochon

Hay dos tipos de reblochon de Savoie que podemos encontrar, el reblochon Fermier y el reblochon Laitier. El primero (se identifica por llevar un punto verde) se hace en las granjas, con la leche producida por su ganado, dos veces al día, inmediatamente después del ordeño. El reblochon Laitier (punto rojo) se elabora una vez al día con la leche de varias granjas de la zona autorizada. Ambos deben llevar como base una lámina de abeto que regula la humedad.

La tartiflette

Como hemos dicho, este queso es la base para la receta de la tartiflette, y aunque algunos buscan orígenes lejanos, esta receta fue creada por el Sindicato Interprofesional del reblochon en los ochenta para aumentar el consumo de este queso, y hoy día cualquier saboyano está muy identificado con este plato.  Os proponemos hoy la receta de Valérie, nuestra compañera de Cooperación educativa y lingüística en Madrid. ¡No dejéis de hacerla, que es algo más ligera que la original!

La receta de tartiflette de Valérie
Pelar y cortar en trozos un kilo de verduras (Chirivia –pastinaca sativa-, nabos, calabaza violín o una mezcla de las tres) de carne firme. Cortar trozos ni demasiado grandes ni demasiado pequeños y ponerlos a cocer al vapor (es mejor que cocido en la olla).  Mientras las verduras se hacen, cortar la cebolla en láminas y rallar 200 gramos de Lacón o de jamón cocido. Calentar el horno a 200º. Preparar una fuente de horno frotando el fondo y los bordes con un diente de ajo.

Una vez que las verduras estén hechas, colocarlas en la fuente. Poner encima la cebolla y el lacón o jamón cocido. Colocar el reblochon fermier cortado en 4 sobre la preparación. Poner en el horno de 15 a 20 minutos. Vigilar con el fin de evitar que el queso suelte demasiada grasa… ¡Y degustar acompañado por un vino blanco seco!

► Más información sobre el reblochon: www.reblochon.fr/le-connaitre/toute-une-histoire/5/index.html

► Descubre Carnet de route pour les gourmands

Compartir:  
Comentarios: 1
capuano dijo el 01/04/2015 a las 17:19h.
Recibir recetas gracias   Avisar al moderador








Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de Institut Français.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.