Nuevos cursos, nuevos retos

Hablamos con Sylvain Pradeilles, director de Cursos en Institut français de Madrid, sobre las novedades del nuevo semestre que arranca

 
 

En el Institut français tenemos el reto permanente de actualizarnos y exigirnos la mejor calidad en la enseñanza. Esto se debe, en primer lugar, a un compromiso endémico con la enseñanza y también al continuo flujo de cursos, lo que nos obliga a estar al día permanentemente. Acaba de arrancar un nuevo semestre y queremos hablar con Sylvain Pradeilles, director de Cursos en Institut français de Madrid, sobre los nuevos retos y objetivos que tenemos por delante.

Nos acercamos a la sociedad 3.0, donde Internet y la participación global son ya una realidad. ¿Cómo se aplica eso a la enseñanza de una lengua como el francés?
En un mundo tan conectado entre sí, cada vez más global, nos hemos dado cuenta del papel cada vez más importante que tiene el aprendizaje de los idiomas. Hablar otras lenguas ya no es opcional, es algo que se vuelve imprescindible. En este contexto la enseñanza de idiomas ha evolucionado, y si antes la pedagogía iba enfocada hacia la cultura y la lengua, ahora parece que predomina un enfoque más pragmático, fundamentado en la eficiencia de la comunicación. En el Institut buscamos una vía intermedia entre esa comunicación eficaz y el descubrimiento del otro y de su cultura.

Este entorno global e interconectado genera también nuevas necesidades. ¿Los contenidos y metodologías permanecen como las de antaño?
Definitivamente no. La participación de los estudiantes es la clave para que funcione plenamente el proceso de aprendizaje. No significa que ya no haya que memorizar o repetir ejercicios, pero el objetivo principal es la apropiación de competencias al realizar tareas variadas que correspondan a situaciones verosímiles. También, por supuesto, cambian los soportes: el apoyo multimedia es cada vez más importante; por eso empleamos pizarras digitales y nos servimos de medios digitales -como nuestra Culturethèque- que permiten un acceso inmediato y muy aprovechable para aprender aún más. También me gustaría resaltar nuestro proyecto MOOC (Massive Open Online Course), un curso abierto y masivo, online y gratuito enfocado a trabajar en un entorno francófono. Diferentes profesores de este Institut y Milán, Bremen y Londres, están trabajando ya con cientos de estudiantes desde la red, conectados a través de Internet.

¿Dónde está el mayor reto?
En la enseñanza de idiomas el futuro está en la enseñanza a distancia y quizás más todavía en dispositivos mixtos (presencia/distancia). El propósito será ayudar al estudiante a construir un entorno virtual personal de aprendizaje (con recorridos de formación online, participación en redes sociales, espacios de colaboración con otras personas, etc) y proporcionarle el apoyo de un tutor para guiarlo en este proceso. En el Institut tenemos una gran experiencia en cursos online. Empezamos en 2002 con una formación a distancia en un grado de Experto de la UNED e hicimos el primer curso para principiantes en 2003 con nuestra propia plataforma. Actualmente tenemos entre 15 y 20 profesores que participan en esta forma de enseñar, muy práctica y concreta, con la que damos respuesta a los estudiantes con un ritmo de vida que les impide venir a clase. Aunque sea online siempre recalcamos que estos cursos siguen los niveles del marco europeo y los contenidos de las clases presenciales.

Como centro educativo, gran parte de su público, el más joven, es cien por cien nativo digital. ¿Qué supone eso para el Institut?
Como centro de idioma, con nuestro público de niños y adolescentes, nos damos cuenta de la presión cada vez más importante que ejerce el contexto actual en el entorno educativo. Las familias piden cada vez más resultados y eficiencia a sus hijos. Está preocupación es lógica, pero siempre intentamos recordar que el éxito en el aprendizaje de un idioma está muy vinculado al lazo afectivo que el alumno puede tejer con la lengua y cultura que aprende. Por esta razón, hasta los diez u once años, nuestro aprendizaje está muy enfocado hacia actividades lúdicas.El juego (pedagógico por supuesto) permite además recrear en clase situaciones reales. Los niños buscan sentido a lo que hacen, y más todavía esta nueva generación. Si aprenden algo quieren saber para qué les sirve y los juegos y tareas propuestos en clase tienen que darles estas respuestas.

Y las nuevas tecnologías son, para ellos, algo estructural.

Todavía no se ha tomado la medida de esta revolución cultural. Estas herramientas estarán en el centro de su futura vida personal y profesional y por lo tanto el mundo educativo tiene que afrontar este desafío y preparar las nuevas generaciones. Por esto en el Institut français tenemos todas nuestras aulas con pizarras interactivas, nos estamos equipando con maletas de tabletas, y proponemos a nuestros alumnos plataformas pedagógicas y otras redes sociales propias, con el fin de favorecer este espacio virtual de aprendizaje del cual hablaba anteriormente.

Compartir:  








Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de Institut Français.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.