"Ahora el ritmo de las frases está en mi cabeza, lo puedo oír cuando leo"

 Una alumna del curso de fonética nos explica qué ha aprendido, si le ha servido y si ahora su pronunciación ha mejorado.

La comunicación, el poder conversar y entenderse, es importantísimo en cualquier idioma. El francés, además, requiere una pronunciación muy particular que debe adquirirse en el aprendizaje del mismo. En el Institut français de Madrid ofrecemos el curso de fonética que ofrece al alumno las herramientas necesarias para aprender a hablar bien el francés. Para ello se estudian métodos concretos, en un ambiente ameno y dinámico, en el que la participación es fundamental, y sobre todo, el alumno aprende a oírse al hablar en otro idioma que no es el suyo. 

Una alumna del curso de fonética del año pasado, del nivel C1, Covadonga García, nos explica qué es lo que ha aprendido, en qué consiste las clases y la utilidad del curso en un futuro.
 
¿Cuáles fueron los motivos que te llevaron a realizar el curso de fonética?
 
Pues fueron varios factores los que influyeron en mi decisión, pero el principal: mejorar mi capacidad a la hora de hablar en francés y poder comunicarme con más eficacia. 
 
¿Qué es lo que más te ha gustado?
 
Lo que más valoro es que se trabaja, entre otros, el lenguaje coloquial, muy poco presente en otro tipo de cursos, practicando sobre todo la pronunciación. Esto sirve, a su vez, para una mejor comprensión en las conversaciones cotidianas fuera del lenguaje estándar.
 
¿En qué consisten las clases?
 
Son muy amenas. Trabajamos la pronunciación a base de repeticiones pero también con lecturas en voz alta o pequeñas escenificaciones (desde clásicos a viñetas cómicas). El ambiente es distendido, lo cual permite deshinibirse, algo fundamental a la hora de dotar de expresividad lo dicho. Nos grabamos, nos escuchamos e intentamos mejorar.
 
En resumen, ¿qué has aprendido en este curso?
 
A tomar conciencia no sólo de mi pronunciación sino también de la importancia del ritmo en la frase.  A mover más músculos al hablar y a entonar de manera más eficaz para hacer llegar mi mensaje o la intención del mismo.
 
¿Podrías decir que hay un antes y un después tras realizar el curso?
 
Sí, sí. Ahora el ritmo de las frases está en mi cabeza, lo puedo oír cuando leo y aprecio mejor los matices de intención. También entiendo mejor la pronunciación en entrevistas a pie de calle o de películas con un registro lingüístico coloquial. 
 
¿A quién recomendarías este curso?
 
A todo aquel que aprende un idioma lejos del país de origen porque es muy difícil interiorizar su ritmo si sólo lo trabajas unas horas a la semana. En ese sentido, creo que no importa el nivel que uno tenga, sobre todo si no se ha vivido un tiempo en un país francófono y este curso puede ser una buena introducción.
 
 
► Si quieres, como Covadonga, mejorar tu pronunciación y trabajar la capacidad a la hora de comunicarte en francés, puedes matricularte en los cursos de fonética online de 4 o 7 horas: www.institutfrancais.es/madrid/oferta-de-cursos/cursos-principiantes-intermedios
Compartir:  








Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de Institut Français.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.