DANZA - Festival BAD

Catherine Froment, "La spectatrice de la vitesse".

Sábado 2 de Noviembre, a las 21h.

La Fundición, Bilbao.

 

 

Del 23 de Octubre al 3 de Noviembre, Bilbao volverá a acoger las representaciones más vanguardistas de las artes escénicas en la decimotercera edición de BAD, el Festival de Teatro y Danza Contemporánea de Bilbao. Este año 21 compañías estarán presentes con doce estrenos absolutos y cinco espectáculos inéditos en Euskadi. Además BAD incorpora nuevos escenarios como La Alhóndiga, los terrenos la antigua empresa Astilleros Euskalduna y el Paraninfo de la UPV/EHU.

El Institut français junto con el festival BAD presentan a la compañía "Dans le sens opposé" dirigida por Catherine Froment en la representación de un extracto de su obra "La spectatrice de la vitesse". El espectáculo es una invitación a la belleza de las pequeños cosas de la vida cotidiana, y ante todo de la relación con nosotros mismos, encontrando una profunda sinceridad para con nuestra persona.

 

Autora, intérprete: Catherine Froment
Dirección: Esperanza López
Música: Jérôme Castel
Vídeo: Ludovic Rivalan
Iluminación: Christian Toullec
Traducción: Esperanza López  y Bruno Peran
Subtítulos: Bruno Peran

 

(c) J-P Montagné

 

 

 

 

La performance Réquiem sin fin es en parte un fragmento autónomo de la creación La espectadora de la velocidad, escrita por Catherine Froment y dirigida por Esperanza López.
La noción de tiempo es muy variable según las épocas. Siempre confiamos en el tiempo aunque no sabemos cuándo vamos a morir. Quizás el mayor control que podemos ejercer sobre nuestra vida sea decidir cuánto tiempo queremos vivir y a qué ritmo: «si me quedaran 15 minutos de vida, los viviría así», como si necesitáramos acelerar el tiempo para hacer realidad nuestros deseos más alocados.
El origen de la performance es el final de la película de Robert Bresson, Mouchette, en la que la protagonista se quita la vida de una manera que se parece más a un juego de niños que a una muerte. A partir de esto, la artista se lanza a una carrera contrarreloj, interpretando las maneras más bellas de morir.
Nos invita a volver a ser artesanos de nuestra propia belleza en la vida cotidiana, utilizando materiales que conocemos y mezclando materiales caseros y naturales. La performance concluye con la desecación «in situ», que inmortaliza a la artista.
El público acompaña a la artista en este interminable salto hacia el propio renacer.


PRENSA: «Un paso más con Catherine Froment, que nos ofrece una performance basada en uno de sus textos y llena de su imaginación fecunda. Se cae al suelo varias veces, con frenesí, como si fuera aspirada por un hueco de aire, y se levanta de nuevo para renacer en otra parte. Pero después de cada uno de sus renacimientos, el caos la invade de nuevo y la caída se vuelve cada vez más intensa y rápida. Al final, nos deja con la imagen de un pájaro mitológico petrificado. ¡Asombroso!  /  Katia Fallone, marzo del 2011

Catherine Froment es actriz, autora, arpista y performer.
En el 2005 realizó Alicia en el país de las maravillas en el Instituto de jóvenes ciegos de Toulouse, espectáculo en el que invita al público a ponerse en la piel de un ciego para entrar en el universo de Lewis Carroll.
Luego realizó dos obras de Rodrigo García: Agamenón, representada en una bolera, y en el 2008, Lo bueno de los animales es que te quieren sin preguntar nada, que realizó con algunos astrónomos en el Planetario de Toulouse.  
En el 2009 estrenó un espectáculo creado a partir de la última escena de la novela de Valère Novarina, La carne del ser vivo, una lista de más de 1714 ríos, performance única hasta ahora.
También es performer y su trabajo se centra sobre todo en el cuerpo. Por ejemplo, en el 2010 hizo una performance a partir del cuadro de Courbet, El origen del mundo, con una genealogía de más de cuarenta metros escrita sobre cintas que el público saca del interior de su cuerpo.

 

Más información

catherine-froment.fr

 

 

 


 

LUGAR: La Fundición

Francesc Macià, 1-3 BILBAO
 

 

 

Compartir: